HomeConsejosConsejos para salir a correr con tu perro

Consejos para salir a correr con tu perro

Correr es una forma de aliviar el estrés y de hacer ejercicio, y cuando deje que su perro se una a nosotros, ambos cosecharán los beneficios de esta actividad catártica. Correr es una buena manera de cansar a un perro enérgico o de darle a su cachorro regordete un poco de ejercicio.

Pero incluso si su perro es un corredor nato, correr con correa no siempre es algo natural. Estos son algunos consejos que le permitirán llegar a Lucas desde la puerta principal hasta cinco millas.

Cuidados especiales para antes de salir a correr con el perro

Cualquier perro, de cualquier raza o edad puede ser entrenado para acompañar a su dueño en sus ejercicios. Pero como condición, hay que tener en cuenta la preparación progresiva, y la intensidad acorde a su tamaño, edad y condición física.

Consejos básicos

  • En primer lugar, debe existir una buena relación con su dueño para que el trabajo en conjunto sea un disfrute de ambos.
  • Consulte al profesional veterinario si planea correr junto a su perro para adecuar el ritmo e intensidad del entrenamiento al estado físico de su perro.
  • Siempre hay que comenzar de manera progresiva, dando tiempo a que el organismo del animal se vaya adaptando lentamente a los esfuerzos, tanto sea en cantidad de horas, días a la semana y desgaste energético de los mismos. Se trate de trote o corrida, siempre, debe ser progresivo.
  • El ejercicio puede practicarse de mañana o tarde, indistintamente, pero lejos de las comidas y evitando calores extremos.
  • La superficie de entrenamiento debe ser blanda y no resbaladiza, para no provocarle lesiones en las almohadillas, tendones, ligamentos y articulaciones.
  • Habrá que llevar botellitas con agua fresca para evitar la deshidratación, y dársela en forma moderada en los descansos.
  • Salvo que se trate de un entrenamiento para competición extrema, una alimentación de calidad es más que suficiente para el ejercicio de rutina.
  • Al llegar a casa, luego de la actividad física, es importante que el perro tenga un breve descanso para que finalice la fatiga, recién entonces ya puede tomar agua pero en forma progresiva para evitar la dilatación gástrica por exceso de la ingesta.
  • Recuerde que, por ordenanza municipal, los perros deben ir con correa; ésta debe ser corta para evitar encuentros con otros perros y para no enredarse con la misma.
  • Si el entrenamiento es supervisado profesionalmente, ambos, perro y humano, gozarán de todos los beneficios que brinda la actividad física con un plus de disfrute por estar en buena compañía.

Saliendo a correr con el perro

Una vez que su perro esté corriendo a su lado o delante de usted sin ningún problema, es hora de dar un puntapié al entrenamiento. Haga que correr con su cachorro sea una actividad regular, ya sea comenzando un nuevo programa de entrenamiento o incluyendo a su perro en su régimen ya establecido. Si eres nuevo en correr, asegúrate de correr cada dos días y añade minutos y millas cada semana para alcanzar tus metas.

Tener un perro enérgico es una de las mejores rutinas de ejercicio que puede pedir. Los perros ofrecen motivación y apoyo, y nunca tendrás que preocuparte de que se salten en las carreras como lo haces con otros compañeros de carrera. Con el tipo de práctica adecuada, podrás disfrutar corriendo con tu mejor amigo a tu lado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *